Primera Comunión

La Primera Comunión es una ceremonia muy importante en la vida de todo niño. En ella, se recibe el Sacramento de la Eucaristía transformado en pan (hostia) y en vino, símbolos visibles que hacen presente una realidad que no se ve, que remiten al cuerpo y la sangre de Cristo.

Como su palabra indica, comunión proviene del latín communio y significa “participar en común”. Es un momento en el que se reúnen familiares, amigos y personas que comparten creencias religiosas afines, para celebrar esta unión entre el hombre y Dios.

El sacerdote es el único hombre capacitado para realizar la transformación de este rito que refleja el sacrificio del Hijo (Jesús) hecho carne, que vino a la tierra para salvar a la humanidad. Para recibir la comunión es necesario estar bautizado previamente.

Los niños entre 7 y 8 años en adelante comienzan a prepararse a través de una formación en catequesis de dos años y se les enseña el significado de recibir este Sacramento y de su caminar en la Iglesia. Entre los 8 y los 10 años en adelante, los pequeños ya están listos para recibir a Jesús en su vida. Es un momento de alegría y fiesta.

Si estás interesado en que tu hijo/a reciba este sacramento, puedes ponerte en contacto con el siguiente formulario:

 

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close